La jaula del tiempo

Leo en la prensa de hoy que el Tribunal Supremo, el mismo que ilegaliza Sortu, el mismo que inventó la Doctrina Parot, el mismo que dice no ser un órgano político, estudia excarcelar al preso social (no común, como les gusta decir) más antiguo del Estado Español (http://www.publico.es/espana/369695/el-supremo-estudia-excarcelar-al-preso-mas-antiguo-de-espana).

Un hombre que lleva desde 1976 en la cárcel, es decir, treinta y cinco (35) años. Yo no había nacido cuando esta persona estaba en la cárcel, o sea, que lleva más que toda mi vida. Y encima resulta que está ahí porque ha intentado fugarse en diferentes ocasiones, no porque haya matado (que tampoco sería motivo) ni porque se haya llevado dinero público, ni haya montado un grupo paramilitar estatal, ni porque haya malversado el dinero de inversores…, no. Está en prisión desde hace treinta y cinco años (35) porque se le han ido enlazando condenas por intentos de fuga para recobrar su libertad, una de las premisas que hacen al Ser Humano, humano.

Reflexiono sobre ello y no puedo dejar de pensar en que cuando entró en la cárcel el Estado Español estaba aún gobernado por un General fascista, la Guerra Fría todavía daba qué hablar, se unifica Vietnam después de una guerra terrible, no era obligatorio usar el cinturón de seguridad, solo había dos canales de televisión, los niños jugaban en la calle, Maradona debuta en la primera división argentina, llega la primera nave a Marte… y ahora, si saliera, la vida no se concibe sin ordenadores, sin teléfonos móviles, los semáforos pitan al cruzar, los coches tienen de todo, Maradona acabó con todas las líneas de los campos de fútbol, la URSS ha desaparecido y las Torres Gemelas también, la calle está llena de restaurantes de kebabs, vivimos la mayor crisis de la historia del capitalismo, los homosexuales pueden casarse, hasta hay otra moneda…

Y ahora, esos tipos del Tribunal Supremo ¡dudan si dejarle salir¡ Vergüenza de país y de justicia. Han matado a una persona en vida, la han anulado, acabado con una historia completamente y todavía dudan de si puede salir. Ja.

Yo también dudo, pero no porque me cuestione si se lo merece o no, sino porque me produce angustia pensar si este hombre estará preparado para enfrentarse a la vida que le espera, si podrá adaptarse tras haber sido desadaptado por el sistema.

Imaginemos que nos meten en una máquina del tiempo y salimos treinta y cinco (35) años después. La mayoría de los que fueron nuestros amigos y familiares estarán muertos o enfermos y envejecidos, el ritmo de vida habría cambiado, las relaciones interpersonales también, las profesiones, la comida, la ropa, el diseño del mundo sería diferente.

Para mí la duda es saber cómo ayudar a alguien a quien se ha tenido enjaulado toda una vida.

¿Sabéis qué es lo que les pasa a los canarios cuando dejan de vivir en la jaula? Que mueren porque no saben cómo desenvolverse en el nuevo medio. ¿Quién nos dice que Miguel Francisco Montes podrá vivir los últimos años de su vida en condiciones físicas y mentales aptas como para poder desenvolverse en el mundo de manera autónoma, libre? Nadie. Pero eso sí, el Tribunal Supremo sigue gastando su tiempo (el de Miguel), en decidir si se merece vivir. Fascistas.

MAX BJÖRK

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s